Entrevistas

“Hacer gimnasia es lo mejor que me pasó en la vida”

La gimnasta Ailén Valente irá a sus primeros Juegos Olímpicos. La nacida en el Club Boca Juniors buscará subir su nivel de dificultad e intentará quedar entre las 24 mejores en gimnasia artística.

Ailén Valente esta junto con sus compañeras en el gimnasio del CeNARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), entrena, charla con sus entrenadores, se coloca polvo en las manos para no resbalarse, elonga, va y viene. Se lastima un dedo, se lo venda y sigue con su rutina en viga.
Tiene 20 años de edad y se nota que le gusta estar en movimiento constante. Cuando tenía tres años sus padres decían que era “muy inquieta” y que “no paraba” en su casa, y decidieron llevarla al Club Boca Juniors para que practicara algún deporte. Lo único que había para esa edad era gimnasia.
A los siete años se federó y empezó a competir a nivel nacional. Cuando tenía 14 ganó el premio “Xeneixe de oro” en Boca a la mejor deportista amateur. Como el club no contaba con los elementos para que ella se pudiese entrenar profesionalmente, decidió cambiarse y dedicarse de lleno a la gimnasia, que era lo que “realmente quería hacer”.

Hacer gimnasia “es lo mejor que le pasó en la vida”. “La verdad que me encanta, todos los días se puede aprender algo nuevo, es un deporte que nunca vas a poder saber hacer todo, siempre tenes algo para aprender, nuevos miedos para superar, eso es lo que me atrapa de la gimnasia y es lo que me gusta”, asegura.

“Mi sueño siempre fue ir a un Juego Olímpico”


Ailén, o Lilu como también la llaman, confiesa que desde chica “su sueño siempre fue ir a un Juego Olímpico”. Estuvo cerca de clasificar a Londres 2012 y fue en ese momento que se planteó llegar a Río 2016: “Sí puedo llegar a ir a un Juego Olímpico, no es un sueño tan lejano como antes”, pensaba hace cuatro años.
La gimnasta siente que este es el momento para competir en Río. “Hoy creo que tengo toda la experiencia que uno puede tener como gimnasta, hice todos los torneos que tenía que hacer (Mundial, Copas del mundo, Juegos Panamericanos). Creo que hoy estoy preparada para ir. Si hubiese ido en Londres, obviamente que hubiera sido una felicidad inmensa, pero hubiera sido más casualidad”, cuenta.

En cuanto al proceso clasificatorio para Río confirma que fue “largo”. Comenzó en el Mundial de China de 2014, cuando viajó junto con sus compañeras de Selección a buscar una plaza en equipo, pero quedaron afuera al terminar en el 27° puesto (solo entraban las primeras 24). Luego vino el Mundial de Glasgow en 2015, donde participaron tres argentinas en forma individual, y la que quedaba mejor posicionada iría al Preolímpico de Río 2016.

“El Mundial de Glasgow 2015 fue el torneo que más presión tuve” (ahí se definía el pase al Preolímpico)


Sobre ese Mundial cuenta: “Creo que esa competencia fue la que más presión tuve, todo el trabajo para mí se decidió en ese torneo. Era tener que ir a un Mundial, competir contra mis propias compañeras de Selección, que las conoces, sabes lo que hacen, compartís viajes”. Finalmente, Ailén terminó ubicada 80° en el All Around (con 51.164 puntos), quedó como la mejor argentina del torneo, que la habilitó a participar en el Preolímpico.
En abril viajó a Río y logró la clasificación a los Juegos al quedar ubicada en el 61° puesto y obtener una de las 34 plazas olímpicas que estaban en juego en el evento disputado en la Arena Olímpica de Río, mismo lugar donde se desarrollarán las pruebas en los Juegos Olímpicos. “Si bien estaba nerviosa, porque es la plaza final, creo que el peor paso fue el del Mundial”, asegura.

Los entrenamientos previos a la cita olímpica son “cargados en lo que es horarios”: de lunes a sábados, cuatros días en doble turno. “A la mañana hacemos un trabajo muy fuerte de series, ya estamos haciendo las que voy a hacer en Río, la idea está en poder pulir hasta el mínimo detalle para que ese día salga lo mejor posible”, explica.
El 9 de julio Ailén viajará a Suiza para entrenar junto con la única gimnasta de ese país que también participará en los Juegos, y de ahí partirá directo a Río de Janeiro para la cita olímpica.

La competencia va a ser difícil, pero Lilu tiene claro su objetivo: “Hacer un torneo sin fallas y poder tratar de subir un poco la dificultad y sin errores. El objetivo mayor para mí sería entrar entre las 24 mejores All Around, pero no es que si no entro sería un mal Juego Olímpico. Realmente para mí entrar entre las 24 es una medalla de oro, es un objetivo que se puede alcanzar, pero es muy difícil”, asegura.

“Para mí entrar entre las 24 mejores es una medalla de oro”.


Con 20 años, es una de las atletas más jóvenes de la delegación argentina. “Mis expectativas son muchas, espero que realmente sea una experiencia que no me olvide nunca, que pasen los años y poder acordármela como si fuera hoy”, comenta sobre sus primeros Juegos Olímpicos.
En la Villa Olímpica se cruzará con atletas de todo el mundo y su idea es “compartir con otros deportistas las experiencias de cada uno”. También tratará de conocer y hablar con los argentinos porque en el Cenard, donde entrena, se cruza a “ocho nada más” y al resto no los conoce.

Lilu se describe como una persona que “se super esfuerza”. Y reconoce que no es “talentosa de nacimiento” sino que todo lo consiguió con “puro trabajo”. “Sobre todo creo que soy una buena persona. Todas las que entrenan conmigo, tengo amigas por todos lados, y la gente realmente me apoya y por algo es, si todo el mundo de la gimnasia te apoya es porque realmente vos demostras ser buena persona”, dice segura.
Su participación en los Juegos Suramericanos de Medellín 2010 fue un momento que la “marcó”. “Estaba compitiendo con las que supuestamente tenían que ser mayores de 16”, recuerda. En aquel entonces pensaba: “Si a los 13 años estoy compitiendo con las mayores puedo llegar a hacer algo o a hacer historia en la gimnasia”. Y reconoce que ese fue el “click” en su carrera.

La gimnasia no es popular en Argentina, y Ailén tiene claro que los Juegos ayudan a “difundir un poco el deporte”. “Para nosotros es un deporte que hicimos toda la vida y que la gente no lo conozca no está bueno. Ojalá algún día sea bastante popular como para que todos sepan que el esfuerzo que hacemos es por algo que para nosotras es lo mejor que existe y quizás ellos no se dan cuenta”, desea la única gimnasta argentina que estará en Río de Janeiro.

¿Qué es el el All Around en gimnasia? "Significa la suma de los cuatro aparatos que tenemos, que son: salto, paralelas, viga y suelo. All Around llamamos a la suma de esos cuatro. Hay torneos en los que se compite por aparatos, que no serían All Around sino solamente competencia en salto, la suma de salto te da medalla, así en cada uno. En este caso en los Juegos, lo más importante es el nivel All Around, o sea la suma de los cuatro.

Multimedia

Artículos relacionados