Entrevistas

Alejo De Palma se prepara para sus segundos World Games

Alejo De Palma se prepara para sus segundos World Games

Alejo de Palma competirá en wakeboard, en los World Games de Wroclaw, Polonia.

El rosarino participará por segunda vez de esta competencia, ya que estuvo en Cali 2013 y finalizó en el 13° puesto. A este torneo llega con más experiencia al haber logrado medallas de bronce en los Sudamericanos de Santiago en 2014 y en los Sudamericanos de Playa en Vargas, el mismo año.

¿Qué es el wakeboard?
Vamos en una tabla y nos agarramos de un cable que está enganchado de una lancha que va produciendo olas, que son nuestras rampas para poder hacer los saltos y piruetas. Hay tres jueces que van arriba de la lancha y el deportista debe hacer dos pasadas de ida y vuelta, que son aproximadamente 500 metros cada pasada en línea recta. Cada rider elige una variedad de trucos y se juzga la intensidad, la composición (variedad de trucos) y la ejecución. Obviamente es un deporte subjetivo.

¿Cómo empezaste en el wakeboard?
Tenía 14 o 15 años, un amigo vino de viaje de Estados Unidos y trajo una de las primeras tablas y empecé por hobby. Mi hermano mayor Teky hace lo mismo que yo, vamos a la par en todo y la probamos en el río. Como nuestros padres tenían lancha siempre estuvimos en el agua y esquiábamos desde los cuatro años, así que veníamos del medio. Era algo nuevo y novedoso, entonces fuimos metiéndonos más en el deporte.

¿Cómo clasificaste a los World Games?
Clasifiqué por los torneos argentinos, ya había tenido la suerte de ir a Colombia y solamente podía ir uno por país en la categoría abierta.

¿Cuál es tu objetivo en el torneo?
Todavía no vi la lista de los otros riders, pero tengo ganas de volver a la lancha. Tuve una temporada con menos torneos y me dediqué al cable que es una versión más económica del wakeboard sin la lancha. Es un sistema de cables con dos torres que vas en forma lineal y hay rampas. Tengo ganas de estar a mi nivel máximo que encontré con trucos de muy buena calidad, encontrarme de nuevo yo mismo y poder hacer todos los trucos que llevo.

Acá se puede ver un poco del deporte con saltos de Alejo y su hermano:


Vos tenes una escuela de wakeboard ¿Cómo arrancaste?
Se llama Rosario Wakeboard School, no hacemos mucha publicidad ya que hacemos temporada en otros países con mi hermano, trabajo entre cuatro y seis meses en México. Tenemos un predio en la isla (Charigüé) que es muy grande, donde se pueden alojar 20 personas con complejo de cabañas, bar, casitas flotantes y cama elástica. La idea es que la gente venga y haga campamentos donde vienen a dormir, comer y hacen dos sesiones diarias o tomar una clase en el día.
El problema es que se convirtió en un deporte muy caro por el combustible de la lancha, por eso creció el formato en cable que es más económico y atrae gente porque es más facil para progresar, pero no vamos a dejar morir el wakeboard en lancha.

¿Qué te genera hacer wakeboard?
Es lo que elegí, lo que amo, es mi profesión. Terminé el secundario y empecé a viajar, viví en Ecuador, México, España, Italia, Estados Unidos siempre buscando buen clima, buenas lanchas, buenas olas y conociendo buena gente. Siempre avocado 100% al deporte para hacerlo crecer y mostrar el wakeboard argentino haciendo historia, como hice saliendo campeón mundial en Cancún 2015 de la categoría masters (+30 años).

¿Cómo ves el futuro en el wakeboard?
Muy buen futuro con el tema del cable, así que la rama viene por ahí. Como la competencia en lancha se volvió elitista tenes a los mayores exponentes en Orlando, viviendo ahí, son australianos, gringos y algunos canadienses, con chicos de 16 a 25 años que la están rompiendo con lanchas que es carísimo traer a Argentina. Están innovando mucho con los trucos y va para arriba sin dudas.

Multimedia

Perfiles

Artículos relacionados