Entrevistas

Martín Bentancor: “Estamos cada vez más cerca de los mejores jugadores del mundo”

El porteño fue el elegido para representar al país en tenis de mesa, luego de una preparación sin precedentes en la historia nacional.

“Estaba pareja la cosa”, recuerda sobre el proceso de selección del representante nacional. Es que a pesar de los pedidos del Comité Olímpico Argentino, el entrenador nacional Oscar Roitman había decidido mantener a los jóvenes en el programa hasta la última instancia. Martín Bentancor, Santiago Lorenzo, Matías Guadalupe, Leandro Fuentes y Alexis Orencel mantuvieron un alto nivel entre los chicos. Camila Kaizoji fue la más destacada en la rama femenina, pero no fue seleccionada por el Comité Olímpico Argentino.

Bentancor, que ya es el quinto mejor argentino ubicado en el ranking mundial y el 48° de la clasificación junior, se consagró campeón sudamericano en marzo y confirmó su nivel durante todo el año para ser el único argentino seleccionado para participar del torneo olímpico. Del 7 al 10 de octubre, en Tecnópolis, se desarrollará el torneo individual, mientras que desde el 12 hasta el 15 será el torneo por equipos mixtos.

El tenis de mesa será uno de los principales atractivos para no perderse en Buenos Aires 2018. Vendrá Tomakazu Harimoto, que se ubica en el octavo puesto del escalafón mundial. El japonés de 15 años se convirtió en el campeón más joven del Tour Mundial el año pasado en República Checa y muchos lo ven como una estrella que reinará en el deporte durante décadas. También será obligatorio seguir a Kanak Jha, que representó a Estados Unidos en Río 2016, y al chino Wang Chuqin.

El porteño permaneció del 8 al 24 de agosto en un campamento de entrenamiento en Shanghai, en el que pudo entrenar al máximo nivel en la cuna del deporte. Luego de pasar por Asia, estuvo hasta el 16 de septiembre en Europa. Tras el desgastante viaje, recibió a Argentina Dorada en las instalaciones del CeNARD, a punto de comenzar la etapa final de su preparación.

¿Cómo estuvo la experiencia en China?
La verdad es que estuvo muy bueno. Distinto a lo que había hecho antes, muy exigente. Una intensidad bastante mayor a la que tenía antes. Era un campamento preolímpico, o sea que había muchos jugadores que luego van a estar acá, en Buenos Aires, y también algunos invitados por ranking y por nivel. Había una calidad de jugadores muy importantes para entrenar, además de sparrings chinos. Había muchos ejercicios de movilidad, saque y recepción. Trabajamos también la parte física una hora por día. Eran dos turnos de dos horas, más o menos. Uno a la mañana, con físico, y después a la tarde el segundo.

¿Qué sentís al ser el protagonista de este viaje preparatorio para los Juegos?
Es algo único, por esto del programa 2018, que varios jugadores, no sólo yo, podamos estar participando de giras, entrenamientos y torneos. Nunca se había hecho un programa tan completo antes, es algo nuevo. Todos estamos felices de poder participar de eso.

Al viaje ibas a ir con Camila Kaizoji, ¿cómo tomaste que sea bajada de los Juegos y por eso decidiera no estar en el viaje?
Nada bueno. Una lástima que haya pasado lo que pasó y que ella después haya decidido no ir. Por mi parte hablé con ella para que vaya al viaje porque está bueno compartir con un compañero, es distinto a ir sólo con un entrenador. De hecho fue duro, las semanas en China sólo yo y mi entrenador hablabamos español. Todos los demás hablaban inglés u otro idioma.

En la segunda parte de esta gira, perdiste en tu debut en Croacia. ¿Qué balance haces?
Fue un balance positivo. Si bien perdí en primera ronda, fue un partido parejo y me sentí jugando bien. En dobles con Santiago perdimos con China 3-1 y luego esa pareja salió campeona. Fue bastante bien. El hecho de que le podamos hacer partido a una pareja china es bastante importante porque son potencia. En equipos pude ganar todos mis partidos jugando bien, aunque no pudimos pasar de ronda.

¿Qué objetivo tenés para Buenos Aires 2018?
Es un torneo difícil, bastante difícil. Creo que el objetivo es tratar de jugar lo mejor posible, sin presión, porque vienen los mejores del mundo y yo no debería tener presión por nada. Además aprovechar que soy local y va a haber hinchada. Creo que hay que ir paso a paso, enfocarse en dejar todo en la mesa, tratar de jugar lo mejor posible y después ir viendo. Son ocho grupos de cuatro jugadores y seguramente por cada grupo va a haber un asiático y un europeo. Depende del sorteo, pero es lo más probable. Ellos son los mejores que hay y pasar el grupo ya sería algo muy groso

¿Jugaste alguna vez contra los candidatos?
Contra el chino y el japonés no. He jugado contra el de Estados Unidos, que está N°1 del mundo (NDR: junior). Contra el de Egipto también, que ha estado N°5. Son partidos duros. Tienen unos detalles por sobre nosotros en los que nos superan, pero nada que esté absolutamente lejos. Son cosas que se tienen que ir practicando y mejorando para poder alcanzarlos. No es que es una paliza el partido, pero en ciertas cosas sacan diferencias. Hay que ir aprendiendo de eso y tratar de aprovechar, entrenar. Ahora con YouTube y los videos uno puede ir mirando, analizando todos los partidos y es mucho más fácil. Antes era muy difícil analizar un rival, más si es de otro país.



Multimedia

Perfiles

Artículos relacionados